s

Alienum phaedrum torquatos nec eu, vis detraxitssa periculiser ex, nihil expetendis in mei eis an pericula es aperiri.

Séptimo chakra

Séptimo chakra

El nombre del séptimo chakra significa, en sánscrito, <<multiplicado por mil>>. Sahasrara también recibe el nombre de chakra coronario.

 

Color: Amarillo.

Elemento: Pensamiento.

Manta asociado: M.

Nota musical: Si.

Frecuencia de vibración: 349 Hz.

Período de máxima actuación: 42-45 años.

 

INFLUENCIAS DE SAHASRARA EN EL PLANO FÍSICO

 

También se relaciona con la glándula pineal como el sexto chakra, además de con el sistema nervioso central y con los órganos que se encuentran localizados en el cráneo.

 

INFLUENCIAS EN EL PLANO EMOCIONAL

 

Las personas que han logrado abrir este chakra y que, por lo tanto, lo tiene lleno de energía, siente una paz inmensa. Para ellos, las dudas no existen, no se ven afectados por las emociones negativas ni son capaces de sentir odio, rencor, envidia. Su contacto con la divinidad les hace sentir tan dichosos que buscan hacer felices a los demás.

 

Aunque lo más importante para ellos es su relación con el universo y la divinidad, no por ello se encierran en sí mismos o rehúsan el contacto con este mundo: están en él y se dedican a las obras benéficas y a ocuparse de los más desfavorecidos ya que no hay para ellos más placer que ayudar a quienes sufren.

 

INFLUENCIAS DE SAHASRARA EN EL PLANO MENTAL

 

Cuando se disipan todas las dudas, cuando ya no se cae en la ilusión de Maya, se experimenta una gran lucidez.

 

Se comprenden las razones últimas de nuestra presencia en la tierra, se pierde el miedo a la muerte y se entra en una estrecha comunión con dios y, por extensión, con toda la creación.

 

La sabiduría es otra de las características de quienes han conseguido hacer ascender a Kundalini hasta este séptimo y último chakra; eso les convierte en grandes maestros espirituales.

 

Al comprender la realidad en su esencia y tras hacer seguido un largo camino que implica una gran disciplina física, emocional y mental, estas personas muestran capacidades que en el hombre normal están dormidas: clarividencia, precognición, capacidades telepáticas, etc

 

 

Si queremos abrir el séptimo chakra y alcanzar la iluminación, es necesario tener una vida recta y observar las prescripciones que tanto Buda como los grandes maestros han enseñado. Sin una práctica constante de la meditación, vivir de esta manera es imposible ya que la mente estará ciega para ver la realidad.