s

Alienum phaedrum torquatos nec eu, vis detraxitssa periculiser ex, nihil expetendis in mei eis an pericula es aperiri.

Se bambú

Se bambú

Una leyenda asiática  narra que un joven agricultor sembró semillas de bambú, las estuvo regando y cuidando con esmero pero a los seis meses se aburrió y dejó de hacerlo porque el bambú no crecía.

Siete años después, vio brotar los troncos verdes y redondos. Su elevación fue tan rápida, que el campesino, que ya no era tan joven, puedo hasta verlos crecer rápidamente.

Asombrado, le dijo a su padre que los tallos de bambú habían alcanzado seis metros en apenas un mes.

El padre le respondió: «No es así.» » Los tallos, para alcanzar esos seis metros, han esperado siete años.»

Ahí radica la enseñanza del bambú.

Durante siete años se prepara para convertirse en la planta de más rápido crecimiento del reino vegetal. En siete años acondiciona sus raíces, crece lentamente y, cuando se siente lista, emana, se eleva y nada puede detenerla.

 

SE BAMBÚ.