s

Alienum phaedrum torquatos nec eu, vis detraxitssa periculiser ex, nihil expetendis in mei eis an pericula es aperiri.

Las frutas tridóshicas

Las frutas tridóshicas

A casi todo el mundo le gusta la fruta, posee una belleza exterior que refleja su sabiduría y riqueza interior. Es el fruto del árbol que a su vez está conectado con la tierra, por lo tanto nos conecta con nuestro interior.

 

Es mejor comer la fruta sola o al principio de la comida. La fruta se digiere tan fácilmente  que merece ser la primera en la lista del estómago. Lo primero que llega al estómago es lo primero que se digiere, y marca la pauta para el resto de la comida que sigue. Las grasas y proteínas  se digieren mucho más lento, por lo tanto si se toman las frutas después, tendrán que esperar en el estómago durante todo el tiempo que sea necesario para que estos alimentos pesados de digerir puedan ser procesados. Este retraso en un ambiente ácido, caliente y húmedo provoca fermentación, gas y eructos.

 

En ayurveda cierta frutas pueden ser utilizadas por todas las constituciones. La preparación y las combinaciones adecuadas son el camino en el uso de la curación tridóshica.

 

Los mangos maduros son bien tolerados por todos los doshas.

 

Las uvas pasas estofadas o remojadas son apropiadas para Vata, Pitta y Kapha.

 

Las manzanas dulces, uvas, cerezas dulces, albaricoques dulces y las bayas frescas y dulces pueden ser disfrutadas con moderación por todos.

 

La piña cruda y dulce, es mejor para Vata y Pitta, pero también lo puede tomar Kapha con moderación.

 

Los higos secos se pueden cocinar y servir tanto para Pitta como para Vata; kapha puede comerlos con una pizca de jengibre en polvo.

 

Los arándanos agrios se pueden endulzar con naranja dulce y canela para que sean viables para todos los doshas, pero siempre con moderación.

 

Come con el corazón y brilla.