s

Alienum phaedrum torquatos nec eu, vis detraxitssa periculiser ex, nihil expetendis in mei eis an pericula es aperiri.

Doshas

Doshas

Los elementos expresan la vida a través de los Doshas. Para mí, Dosha es una fuerza que se manifiesta en nuestro interior.

 

El Prakruti,  que así lo denomina el Ayurveda, es nuestra constitución.

 

Prakruti es la constitución física y mental característica de una persona. También se define como el universo manifestado en su totalidad. El Prakuti queda definido en el momento de nuestra concepción, y tienen que ver las condiciones existentes en el cuerpo y en la mente de los padres en el momento del coito, es decir en el momento de fertilización y se determina por la permutación y combinación de los cinco elementos.

 

También depende de nuestro Karma: “El que soy hoy depende del que era ayer y el que llegue a ser mañana depende del progreso que haga hoy”.

 

El predominio de elementos  decide la constitución física, el predominio de gunas decide la constitución psicológica y el predominio de los humores, doshas, determina el prakruti dóshico, el estado funcional o energético del cuerpo.

 

El prakruti se decide con la ayuda de muchos aspectos tales como la estructura, el calor, el pelo, el apetito, el sueño, el poder digestivo, el estado de las articulaciones, los hábitos relativos a la defecación y la orina, la fuerza de las actividades sexuales, la menstruación, el embarazo, las capacidades mentales, el efecto de una dieta concreta, la conducta de la persona…

 

Éter, aire, fuego, agua y tierra se manifiestan en el cuerpo como tres principios básicos o humores conocidos como TRIDOSHAS y son conocidos como Vata, Pitta y Kapha.

 

Éter + Aire = Vata

 

Fuego + Agua = Pitta

 

Tierra + agua = Kapha

 

En Ayurveda el conocimiento y comprensión de los tridoshas es la base, pues es a partir de conocer y comprender nuestro prakruti, sabremos nuestra tendencia a la enfermedad, lo que nos permitirá escoger lo que es más adecuado para nosotros y por lo tanto para mantener o restablecer nuestro equilibrio.